Si no edifica.

IMG_1205.JPG

Llenar la vida de cosas productivas. Alejarse de todo aquello que no sea fructífero ni edificante para nuestro ser. De repente nos podemos ver rodeados de vampiros emocionales, comportamientos tóxicos, situaciones que sólo quitan energía y avance. Agradecer y retirarse … Continue reading

Madurez

Una vez de viaje por un frío país del norte europeo, iba con dos amigas más caminando por las calles riendo estruendosamente, de esas veces que hasta cuesta caminar de la tremenda risa.

Pudimos percibir que la gente se nos quedaba viendo no muy amablemente, hasta que nos enteramos que en ese país sólo los niños se pueden reír de esa forma en la calle (y ya hasta dudé de ellos también) jamás los adultos y en público.

Cada cultura es diferente, tiene sus propios cánones de comportamiento, sin embargo, disfrutar de la vida sin olvidar “el niño” que llevamos dentro diría que incluso es saludable. Es cuestión de saber cuándo y donde comportarse.

La madurez es una mezcla de inteligencia emocional, prudencia y fluidez. De lo contrario, se puede pecar de rigidez e inflexibilidad.

Feliz día para reír como niños y columpiarse con la vida.

image

Aprender a elegir las batallas…

No podemos tratar de hacer por el otro lo que es no capaz de hacer por sí mismo.

Hay personas con tanto dolor de su pasado, que no se creen merecedoras del amor lastimando a quienes se lo ofrecen puramente.

El amor a veces es interpretado como amenaza a la integridad para quien tiene su niño interno herido por temor al abandono si se permite amar.

No puedes entonces luchar por que se dejen amar, ni salvar a nadie de la cárcel del dolor en la que se autoimponen ya que en el intento puedes quedar encerrado tu también.

Suelta y ama desde tu lugar, desde tu corazón.

Bendice, libera, cada quien elige su camino de lágrimas o de amor.

image

Ama cuando estés listo.

Amar es un tesoro muy preciado y ser amado es oro molido. Pero, hasta para ello hay que saber darlo y recibirlo en forma adecuada. El amor viene disfrazado de muchas formas, en su forma pura no es fácil de encontrar.

El amor en pareja es uno de los mas delicados pues es donde más se disfraza su forma y contenido.

Simplemente no se puede amar sanamente con el interior vacío y hambriento de ese sentimiento, lo único que se atraerá es otro igual en donde se inicia una batalla campal de costo y beneficio, de en la medida se da, estará el recibir.

Paciencia para el amor, a veces tal pareciera que nacemos pegados a una pareja y apenas se termina una relación, ya se está buscando la siguiente conquista. Se olvidan de sí mismos, creyendo que están listos para una relación, y en los resultados se encuentra que precisamente no era así.

Sobre todo después de terminar una relación, darse tiempo para sí, para reflexionar sobre los propios errores y la parte responsable en la atracción de ese patrón.

Pero, ¿cómo saber si estás listo?
– Sabes disfrutar del tiempo contigo mismo, incluso en fin de semana no pasa nada sino sales con alguien.
– Te conoces, sabes todo lo que te gusta, lo que no y eres muy consciente de los recovecos de tu personalidad.
– Dices que NO a cuantas posibles parejas sean necesarias si no es lo que realmente quieres.
– Dejas de estar contando el tiempo desde cuando llevas solo.

Que el amor cuando llegue sea en esplendor, armonía, en un intercambio de sentimientos y tiempo de forma saludable y positiva, vale la pena!

 

image

Reflexión Sabatina

La energía del sábado se guarda en los silencios meditativos que reflexionan nuestras acciones de la semana.

Se emana el júbilo, se limpia lo que ya no es útil, se activan los sentidos, se libera y se fluye todo alrededor.
Se escucha el cielo, las plantas, los respiros…

Se habla con cordura, se contempla una flor, se cocina sano…

Hacer del sábado un olor a tierra mojada, reparando fortalezas y llenándolo de amor.

image

Equilibrio

En ocasiones, mente y corazón van en diferente carril.

A veces la cabeza llega primero a la meta pero los asuntos del corazón van más lentos o viceversa.

Hacer que ambos tengan una armonía en el mismo tiempo de entendimiento no es tarea fácil. Por ello, la paciencia es fundamental para que nuestros sistemas estén alineados y podamos unificar lo que pensamos con lo que sentimos en un mismo orden.

image