Reseña Amor Apache

13263670_1101961073196855_2918068460587787204_n

El hecho de que existan muchas formas de amar, no significa que todas sean saludables. Amor Apache es un libro que en inicio, te muestra diferentes perspectivas del amor, cuando este se convierte en sufrimiento, apego, dependiente, lastímero, etc.
Partiendo de que el amor viene desde lo que nos damos o no desde dentro, es así como generamos el tipo de relaciones externas. Por lo tanto, este libro describe todo tipo de relación interpersonal, situacional y objetal, en las cuales nos podemos proyectar cuando no tenemos las herramientas saludables para amarnos y buscamos llenar nuestros vacíos con el exterior.

Amores sangrados entre parejas, padres, amistades, mascotas, seres fallecidos, redes sociales, etc., son algunos de los que se describen en Amor Apache.

Pero este libro no solo es de carácter informativo, sino una propuesta de autoterapia para que encuentres en tus propios recursos internos, una “luz al final del tunel” como se describe en uno de sus capítulos.

Esta propuesta de autotratamiento involucra una atenta mirada a las programaciones que nos hacemos con las canciones “corta venas”, hábitos tóxicos con los alimentos, aparatos electrónicos, etc. para que al final podamos encontrar una lista de afirmaciones que podemos decirnos para poder transformar nuestra visión hacia el camino del amor saludable.

Después del terremoto viene… el Trastorno por Estrés Post Traumático

Cuando se vive la experiencia surreal de vivir un terremoto, nunca se está lo suficientemente preparado y la verdad se nota hasta que lo estás viviendo. Aunque te hayan enseñado por años el protocolo de preparación en caso de sismo, a la hora de la hora, cada personalidad puede reaccionar de formas totalmente diferentes.

Sin embargo, una cosa es cómo reaccionaste en el momento del temblor, otra la serie de emociones que vienen después.

Después de la relativa calma ya que sucedió el evento, que investigaste como están tus familiares, las condiciones de los lugares en los que normalmente estás, y todos los asuntos relacionados con el tema de la seguridad, vienen las secuelas físicas y emocionales producto del gran trauma que se generó por vivir una situación ajena a la normalidad.

Con el paso de los días, es natural que vivas una serie de síntomas corporales y psicológicos, debido al choque traumático al que se tuvo que ajustar adrenalinicamente tu cerebro para la sobrevivencia, y que ya que tiene oportunidad de digerir lo sucedido, empieza a prepararte con lo que considera debe protegerte para que no se vuelva a amenazar tu existencia y la de los tuyos.

Dicho así, los sintomas de un estrés post traumático, son los mecanismos de defensa que encuentra tu cuerpo para prepararte en caso de otro evento similar. Sin embargo, como la probabilidad de que se repita el hecho no es frecuente, lo único que logra es llegar hasta a incapacitar seriamente a quien lo experimenta, pues dichos síntomas no son nada agradables.

Los siguientes síntomas pueden ser uno o varios de ellos.

Síntomas psicológicos

  • Se vienen a la mente imágenes constantes sobre lo más traumático que se vivió o sintió. Los niños lo tienden a proyectar a través del juego, simulando lo sucedido y cómo ellos lo vivieron.
  • Sueños o pesadillas sobre el mismo tema, generalmente son con sensaciones de terror,  malestar y con incapacidad de poder salir ileso de la situación, así como repetirse la misma vivencia.
  • La persona puede tener la sensación inmediata de que está sucediendo de nuevo, mismo que se puede detonar al menor ruido que recuerde el evento, o todo aquello que le de la ilusión del mismo. Incluso puede experimentar alucinaciones de que está sonando la alarma sísmica, están crujiendo los espacios o se escucha el temblor de nuevo.
  • Se vuelve a sentir muy mal psicológicamente cuando ve noticias al respecto, ve situaciones que tienen que ver con las consecuencias del temblor o todo lo que tenga que ver con ello.
  • Pensamientos de muerte o muy negativos al respecto de poder volver a tener una vida con calidad y vivir sin miedo.
  • Rituales de preparación activados por el miedo donde la persona hace todo lo que pueda ponerle alerta en caso de que vuelva a temblar, tales como: dejar mochila con lo necesario disponible; bañarse muy rápido para que no le tome de nuevo mientras lo hace; estar alerta toda la noche sin poder dormir bien y tener listo todo para salir a media noche en caso de ser necesario; estar al pendiente de las rutas de evacuación; evitar al máximo los edificios altos y elevadores; etc.
  • Desesperanza de no poder volver a estar en paz en el lugar donde antes se sentía seguro.
  • Sensación de desapego o no querer separarse de los demás.
  • Bloqueo de ciertos recuerdos, sobre todo aquellos durante el trauma del terremoto.

 

Síntomas físicos que pueden ser detonados por los síntomas anteriores 

  • Palpitación rápida del corazón
  • Sudoración de manos
  • Dolores de cabeza constantes
  • Sobresaltarse con cualquier cosa
  • Muy sensible y/o sobrereacción a a las cosas
  • Problemas para conciliar el sueño

 

Si tienes uno o más de estos síntomas de manera recurrente, si por más que quieras evitar estos síntomas te es muy difícil, esto es lo que puedes hacer para ir enfrentando poco a poco lo que es normal para tu mente reaccionar.

¿Qué hacer?

  1. Debes saber que lo que te sucede es normal y que debes pedir ayuda. Por eso es muy importante que tengas una persona en la que puedas confiar cerca de ti. Ya sea para que te dé un abrazo o esté cuando te sientas mal. 
  2. Habla. Es muy importante que a través del lenguaje se vaya elaborando todo lo que sucede en tu mente; al escucharte te darás cuenta cómo alivias tensión mental. 
  3. Haz alguna actividad que aligere esa carga, por ejemplo: ejercicio cardiovascular, alguna actividad con tus manos o algo artístico; un hobbie de tu interés; salir a respirar al aire libre de preferencia con naturaleza. 
  4. Reúnete con personas o grupos de apoyo donde puedan hablar del tema y veas que no eres la única persona a la que le sucede. 
  5. Busca ayuda profesional que pueda guiarte a salir saludablemente de esto. 
  6. Evita estar viendo noticias del tema muchas horas seguidas, en especial después de las 8 de la noche. 
  7. Practica la respiración diafragmática (lenta y profunda, inhalando por nariz, exhalando por boca con todo tu volumen pulmonar)
  8. Aliméntate bien. Puede que pierdas apetito o noción de las horas de alimento, pero es importante nutrir sanamente a tu cuerpo y por ende a tu cerebro. Una desnutricion propicia pensamientos negativos. 
  9. Date una ducha caliente antes de dormir acompañado de algún relajante natural (tés tranquilizantes o pastillas naturales con melatonina)
  10. Esta situación permanecerá más tiempo en tu persona, si no permites ayudarte. Atrévete a hacer algo por ti. 

Para mayor información o consultas en línea, solicite información aquí:

 

 

Mitos de la Hipnosis Clínica 

Tan solo escuchar el término de la Hipnosis, abre la brecha al mundo de los mitos y leyendas, contribuyendo a la desinformación de esta maravillosa técnica de sugestión.

Sin embargo, una cosa es hacer actos de espectáculo con el hipnotismo, así como utilizada antiéticamente para propósitos muchas veces perversos,  y otra  la aplicación a la ciencia en la Psicología sobre un ambiente clínicamente controlado y adecuado para la salud mental del paciente.

Dicho así, la Hipnosis Clínica es mucho más sencilla y positiva para la mente de lo que se cree. No es más que una técnica de relajación que puede ser guiada o autoinducida por el mismo paciente en el cual se proponen sugestiones para crear una modificación de emociones y comportamientos a más saludables y positivos.

Es muy importante, que para que un paciente pueda acceder a esta técnica, esté libre de toda creencia irracional y negativa al respecto de la hipnosis, y desmitificar todo lo que se ha escuchado sobre la técnica. El tratar de acceder al estado de trance, puede provocar errores en la técnica e incluso evitar su éxito en la persona.

Es por ello que aquí están algunos puntos que desmitifican la Hipnosis Clínica, es decir, que le da la información correcta sobre lo que no es y sí es este procedimiento.

  • No se controla su mente.  En muchas religiosas y otras creencias, se cree que la hipnosis es controlar la mente del paciente. En la Hipnosis Clínica se da la indicación de que el paciente solo permite entrar en su mente lo que considera sano para su integridad física, mental y emocional. Cada quien permite conscientemente lo que entra y no como sugestión.
  • No está inconsciente. A nivel personal, nunca llevo al inconsciente al paciente en el trance hipnótico. Me es muy importante el nivel de responsabilidad del paciente en que todo lo que suceda en esta forma de relajacion profunda, sea recordado.
  • Siempre se puede escuchar y recordar todo lo que sucedió en el trance. Es como recordar cualquier otra cosa, solo que más vividamente y con repercusiones profundas en la conciencia del individuo positivamente.
  • Hay diversos niveles de profundidad. El Hipnoidal es aquel muy ligero como cuando estamos muy concentrados haciendo alguna tarea, sabemos que hay estímulos externos, pero estamos absortos en nuestros pensamientos o imagenes. Después vienen el Ligero, medio y profundo que son los mas frecuentes usados en la técnica hipnótica. Normalmente en mi práctica privado utilizo hasta el nivel medio.
  • La profundidad del trance y éxito de la técnica, dependen de la apertura y personalidad del paciente, así como la relación con su hipnoterapeuta. Alrededor de un 30% de la población les cuesta demasiado poderse relajar profundamente, son personalidades con tendencias controladoras y obsesivas. También es mucho más fácil la sugestión en niños y adolescentes. Si el adulto tiene un total deseo de hipnotizarse y ademas siente total confianza con su hipnoterapeuta, el grado de éxito aumenta.
  • No hay peligro de no poder abrir los ojos de nuevo o quedarse en trance. Las personas frecuentemente tienen la idea que la hipnosis es una técnica rara, incierta y demasiado profunda que les puede poner en peligro, nada más lejos de la realidad. Realizada por un profesional de salud con las certificaciones adecuadas y estudios en la psicopatología del ser humano, puede realizarla sin ponerle en peligro.
  • No es magia. Muchas personas creen que la hipnosis va a resolverles todo lo que no quieren trabajar duramente por ello. Esto es solo una técnica y no se garantiza el éxito, pues de esto depende de todos los factores antes mencionados. Normalmente la probabilidad de ese éxito es muy alta, desde que funcione en la primera sesión, hasta varias después.

Taller de Terapia en Registros Akáshicos [nuevo]

El ser humano como ser multidimensional, está conectado a todo y en todos. Su naturaleza cuántica, hace que su cuerpo de energía registre memorias, sensaciones y experiencias en su alma y se mantengan a través de los tiempos sin importar la trascendencia de su carne.

En estas memorias, se encuentra la clave para acceder a esa parte de nuestro conocimiento conectado a la fuente del universo, mismas donde está el acceso a poder sanar y potenciar al máximo las cualidades de nuestro ser.

A través del trance hipnótico y otras técnicas de preparación de la mente y el cuerpo, es que en este taller se hace una guía de la mano hacia las profundidades de la consciencia.

Vale aclarar que estas técnicas son una de las tantas que existen para poder RE-cordar lo que ya sabemos y solo son una guía para lo que tu alma ya sabe.

Una de las mayores aportaciones de este taller, es el acceso a vidas pasadas para lo cual se hace un especial énfasis y con un seguimiento de carácter de tratamiento y de resolución de conflictos.

La Terapia de Vidas Pasadas es un tratamiento psicológico que se auxilia de la herramienta de la Hipnosis Clínica para ayudar al paciente a rastrear en el subconsciente el origen de sus problemas y resolverlos. Aunque comenzó como un medio para retornar a la infancia, muchos pacientes viajan a lugares y tiempos diferentes automáticamente.

 

OBJETIVO

Utilizar el acceso a través del trance hipnótico para acceder a recuerdos de diferentes líneas del tiempo, en un medio totalmente profesional y siempre con la conciencia del individuo para poder viajar a otros espacios temporales y dimensionales y sanar aspectos de la personalidad o incluso se puede llegar a sanar cuestiones de salud física según sea el caso. 

Los objetivos que se pueden lograr a través de éstas técnicas son:

  • Conocer la misión de vida en esta o en otras.
  • Acceder a cualquier linea del tiempo para resolver alguna cuestión personal.
  • Encontrar la respuesta a situaciones repetitivas que aparecen en nuestro cuerpo, emociones o relaciones interpersonales y no hemos encontrado la respuesta a través de otros métodos de curación.
  • Para sanar algún conflicto físico o emocional cuya raíz podría estar en otra línea del tiempo o desde que se estaba en el vientre materno.
  • Establecer contacto con guías o maestros espirituales.
  • Reencontrarse con seres trascendidos de esta vida u otras.
  • Recordar otras vidas.
  • Recuperar material mental reprimido en el pasado.
  • Conocer la guía a través de acceso a experiencias de vida futura como prevención sobre la manera en que se está llevando el presente.
  • Activar la glándula pineal y pituitaria.
  • Experimentar una apertura de conciencia y conexión con el todo.
  • Desarrollar la capacidad del amor incondicional.
  • Activar dones.

 

 

 

“Ven y recuerda, que toda la sabiduría está en tu interior, solo falta que encuentres la clave de acceso.

Ven y redescubre la contraseña que abre las puertas de tu vida a la eternidad de la luz”.